10 consejos para disfrutar del verano mientras gestionas tu negocio

PRE-VACACIONES

 

Adelanta trabajo

El mes o meses previos a tus vacaciones son vitales para después poder disfrutar plenamente de tus vacaciones. Una estrategia que te proponemos es la de adelantar trabajo antes de irte, para ello no será necesario echar horas extras, con una buena organización del tiempo debería ser posible ir completando tareas pendientes, con invertir una o dos horas de tu día debería ser suficiente.
De no ser así, tendrás que alargar tu jornada laboral para aligerar tu carga de trabajo el máximo posible.
El dejar el trabajo hecho con antelación te puede evitar muchos quebraderos de cabeza durante tus días de descanso, permitiéndote desconectar de verdad.

Experimenta

Llegado el momento de ponerte manos a la obra y planificar tus tareas para el periodo de vacaciones, deberías proponerte experimentar. ¿Cómo que experimentar? Pues bien, el verano es un periodo magnífico para experimentar, tanto en la implantación de nuevos métodos de trabajo internos, como de cara a la relación con nuestros clientes, como p. Por ejemplo un nuevo diseño de newsletter, o un nuevo proceso de gestión de los pedidos, entre otros.

Estos meses de verano en los que las empresas pasan a tener la plantilla al mínimo, y en los que el volumen de trabajo es menor al del resto del año, quizás sea el momento perfecto para probar cosas nuevas y ver si funcionarían de cara a un nuevo año, permitiéndote establecer nuevos objetivos.

Planifica tus tareas

Hay tareas que es imposible adelantar o dejar hechas antes de irte de vacaciones, como es el caso de la gestión de las redes sociales o la publicación de contenidos en la web, que no debes descuidar en ningún momento o dará una mala imagen para tu empresa.
Basándote en la estrategia de contenidos previa que has estado utilizando durante todo el año, realiza un calendario de publicaciones especial para el verano que incluya el tipo de contenido, hora de su publicación y en qué red social va a ser subido.

Una vez ya tengas el calendario existen muchas herramientas en el mercado para su programación, como es el caso de Hootsuite, totalmente gratuita y que te puede facilitar enormemente la vida. Déjalo todo programado con antelación y olvídate durante tus vacaciones, tan solo tendrás que revisar que esas publicaciones se han subido correctamente o que no existen fallos como enlaces rotos, pero el trabajo duro ya está hecho.

Delega tareas

Hay tareas que ni pueden ser programadas ni realizadas con anterioridad, como es el caso de la gestión de reservas o la atención del teléfono, en estos casos lo que debes de hacer es delegar la responsabilidad en otra persona, de otra forma te será imposible desconectar durante tus vacaciones.
Esta es una tarea pendiente para muchos empresarios, les es difícil delegar y eso es un error porque nunca te va a permitir desconectar y eso podría suponer un agobio en determinados momentos.
Solo en el caso de tareas urgentes deberás ser la persona indicada para su realización, pero existen numerosas acciones que con tan solo una supervisión o unas pautas previas pueden ser resueltas por otros trabajadores.

Informa a tus clientes

Con antelación suficiente deberás avisar a tus clientes del periodo en el que vas a estar fuera o si vas a reducir el horario, también. En el caso de que otra persona vaya a ocupar tu lugar durante ese tiempo, dejarles el contacto para que puedan ponerse en contacto en el caso de ser necesario.

Otra opción es la de programar un mensaje automático en el correo informando de qué estás de vacaciones y un contacto durante ese periodo, este se generará cada vez que alguien intente contactar contigo a través del correo.

 

VACACIONES

 

Tantea el terreno

Aunque antes de llegar a tu destino hayas mirado si disponen de wifi o de un lugar tranquilo donde trabajar, en el caso de ser necesario, a tu llegada deberás comprobarlo. Si vas a un hotel u apartamento donde tienes conexión a internet, comprueba que funcione correctamente y echa un vistazo a las zonas comunes para ver si puedes trabajar allí sin distracciones.

Si no hay wifi, tendrás que mirar sitios cerca donde poder trabajar como cafeterías con una buena conexión por ejemplo. En el caso de que tengas que estar bastantes horas conectado, la mejor opción podría ser la de un coworking y alquilar un puesto de trabajo durante tu estancia para trabajar tranquilo y además tener la oportunidad de establecer conexiones con otros trabajadores.

Documentos en línea

La nube es una herramienta muy útil cuando trabajas desde lugares diferentes, de esta forma permites que otros puedan acceder en tiempo real y trabajar sobre el mismo documento, evitando la molestia de estar enviando cada vez que se haga una modificación. Otra ventaja es, que todos los miembros con los que tengas compartida la carpeta podrán ver toda tu documentación sin necesidad de estar molestándote durante tus vacaciones para pedirte que se lo envíes, todos son ventajas.

En el caso de que necesites reunirte con urgencia con algún cliente o socio, herramientas como el Skype o el Hangouts te serán de gran ayuda, permitiéndote hacer videoconferencias sin necesidad de desplazarte. Todavía hay personas que les resulta chocante esta práctica, pero todo es acostumbrarse.

Solo urgente

A pesar de que durante tus vacaciones te mantengas trabajando durante algunas horas del día, lo ideal es que solo atiendas asuntos de urgencia, ya que si empiezas a responder a todo al final te verás todo el día trabajando y sin disfrutar de esos días de descanso que tanto te mereces. Así que deja claro a todo el mundo que no atenderás más que urgencias, y cúmplelo, porque a veces nosotros mismos somos nuestro peor enemigo.

Organiza tu tiempo

Planifica qué momento del día vas a dedicar a trabajar y concentra todo tu trabajo ahí, correo, llamadas, todo. Elige cuál es la hora que mejor te viene teniendo en cuenta el horario de tu país si te encuentras fuera y gestiona todos tus asuntos durante ese tiempo, no vale mirar el móvil a cada minuto porque entonces nunca conseguirás desconectar del trabajo. El resto del día es para disfrutar

Inspírate

Los días de desconexión son el momento perfecto para generar nuevas ideas, inspirándote en tu lugar de destino o en libros o artículos que leas. Aprovecha este tiempo para formarte sobre algún aspecto que quieras mejorar de cara a tu negocio y vuelve a la carga con nuevos proyectos.

Comentarios