10 consejos para elegir el coworking perfecto

Encontrar el coworking que más se adapte a ti puede convertirse en una tarea complicada. Las miles de opciones disponibles y los nuevos espacios que abren cada día, hacen necesario acotar la búsqueda filtrando los centro según características como el precio o la localización.

Aquí os dejamos algunos consejos prácticos para escoger el coworking que más se adapte a tus necesidades.

La visita de reconocimiento. Antes de decantarte por un espacio u otro, deberás realizar tours gratuitos en cada uno de ellos. Esto te permitirá conocer las instalaciones y el ambiente del centro. Es importante que realices varias visitas en días diferentes para poder conocer cómo es el ambiente en jornadas con mucha afluencia o en aquellas que sea más baja.

Casi todo los espacios de trabajo colaborativo disponen de pases de un día, incluso algunos de ellos te dejan probarlo sin coste alguno. Así podrás estar seguro de que es el lugar idóneo para ti antes de tomar una decisión final.

La localización. El tiempo es oro, por lo que intenta que el coworking esté cerca de casa o que sea fácilmente accesible. Además, la ubicación puede suponer un plus para tu proyecto. Situarte en un buen barrio puede impresionar a tus clientes e inversores.

A la hora de escoger dónde estará ubicado tu coworking, también debes tener en cuenta la esencia de tu proyecto. Así, si tu startup tiene un espíritu ecofriendly, situarte en un edificio que sea respetuoso con el medio ambiente o cerca de zonas verdes, reforzará tu imagen.

El precio. Cuánto estés dispuesto a pagar por mes es fundamental a la hora de escoger un espacio de trabajo.

Dependiendo de cuales sean tus objetivos y tus necesidades, tendrás abierto un abanico de posibilidades u otro. Si lo más importante para ti es economizar en gastos y no te importa los servicios o las comodidades que te brinde, la elección no te llevará mucho tiempo. Pero si por el contrario, ves el coworking como parte de tu estrategia y como una inversión, la prioridad no debería ser tanto el precio sino los valores añadidos que aporta el espacio de trabajo a tu proyecto.

Los tipos de tarifa y contrato. Debes conocer cuáles son los planes de precios disponibles y si tienen contrato de permanencia. Si eres un coworker que sabe que su estancia en la ciudad es limitada, necesitarás de un ‘Flex desk’, es decir un puesto de trabajo flexible que te otorgue libertad de movimiento. Sin embargo, si tienes claro que vas a establecerte en la ciudad, un punto de trabajo fijo dentro del coworking te aportará una mayor seguridad y más estabilidad en tu día a día.

La flexibilidad horaria. Además de los tipos de tarifas, tendrás que tener en cuenta los horarios. Así, si eres de los que trabaja en horario nocturnos, debido a que estas en una franja horaria diferente a la de tus clientes o compañeros, mejor elige un coworking que te brinde la posibilidad de trabajar 24 horas los 7 días de la semana.

El tipo de coworkers. Antes de elegir cuál será tu espacio de trabajo, deberás hablar con los coworkers para así poder crearte una imagen general del ambiente de trabajo que hay. Pregúntales sobre sobre cualquier asunto que para ti sea importante. Asegúrate de que la su forma de trabajo encaja contigo y con tu proyecto.

Las oportunidades. Con vistas a que tu startup crezca, debes elegir el coworking mirando al futuro y a las posibilidades que te puede aportar. Puede ser que un espacio de trabajo que parezca la opción perfecta a día de hoy, no lo sea en un futuro. Piensa a largo plazo y escoge aquel que te ofrezca más oportunidades de crecimiento.

La fase de tu startup. Ten en cuenta en qué momento se encuentra tu proyecto y hacia dónde quiere ir. Si tu startup está en fase de desarrollo, tendrás que buscar por ejemplo, un coworking que te ofrezca un servicio de mentorización. Si por el contrario ya cuentas con un proyecto maduro, un coworking que te ofrezca formación en ámbitos de promoción y comunicación puede ser una buena opción.

Lo esencial es encontrar un espacio de trabajo que se ajuste a las necesidades actuales de tu empresa, pero también a las futuras.

Los eventos y actividades. La formación y el crecimiento personal es fundamental para poder desarrollar un proyecto. Asistir a un taller de técnicas de expresión o una clase de yoga puede hacer que nuestra jornada laboral sea más productiva. Mantener nuestra mente focalizada durante todo el día en el trabajo puede resultar contraproducente.

Además, todos estos eventos te ayudaran a conocer a otros miembros de la comunidad y crear lazos laborales que pueden servirte para tu proyecto. ¡El networking es la clave del éxito de los coworkers!

El equipamiento. A parte del ambiente, es muy importante encontrar un coworking que tenga el equipamiento necesario para desarrollar tu proyecto. Deberás crear un listado con todo lo que necesitas para poder desarrollar tu jornada laboral cómodamente. ¿Internet de alta velocidad? ¿Sala de reuniones? ¿Proyector? ¿Cocina? Todo aquello que consideres que va a conseguir que seas más productivo, debe estar en tu lista.

No desestimes los pequeños detalles, la eficiencia trabajando puede depender de tener un gimnasio cerca o café en el propio espacio de trabajo.

 

Comentarios