5 razones por las que no deberías trabajar en un coworking

¿Has trabajado alguna vez en un coworking? Yo sí. Me atreví a lanzarme a la aventura de los coworkings y ahora mi vida a cambiado, ya no soy la misma persona. Entré en la vorágine de esta nueva cultura del trabajo, haciéndome tener ganas de trabajar y sonriendo más horas de las que debería.
Por eso, si estás pensando en ser coworker y me pides consejo, te diré que NO. ¡Huye de los coworkings antes de que sea demasiado tarde! Aquí te dejo mis 5 razones para que entiendas mi negativa hacia este nuevo modelo de trabajo:
 

  • Corres el peligro de contagiarte de un sentimiento conocido como “motivación”. Los principales síntomas que tendrás serán: ganas de trabajar, crearás una rutina de trabajo y serás más efectivo. ¡Eso tiene que ser malo malísimo!
     
  • Te surgirán ideas frescas e innovadoras. ¿Dónde han quedado los procesos que usaban nuestros abuelos? ¡Estamos perdiendo nuestra tradición! Estos centros de trabajo son un nido de intercambio de conocimientos y diversidad de opiniones. ¡No dejes que nadie aporte mejoras a tu proyecto, es tuyo y solo tuyo!
     
  • ¡Trabajando en un coworking harás networking! Te verás obligado a hablar con extraños cada día, ¡incluso conocerás a grandes profesionales! ¡Alguién que puede aportar conocimientos! ¿Miedo verdad? Tendrás que ampliar el espacio de memoria de tu móvil porque no te cabrán tantos contactos. ¿Para que aumentar contactos tanto profesionales que te aportan apoyo para tus proyectos? Incluso peor, ¿para que hacer nuevos amigos teniendo otros de todas la vida?
     
  • ¡Atención! Conocerás un nuevo concepto, la “flexibilidad”. Tendrás que decidir, tú y solo tú, qué día trabajar, en qué horario, cuándo vas a comer o hacer los descansos. Incluso tendrás la oportunidad de viajar e ir cambiando de coworking según donde estés. ¡Viajar y trabajar! ¡Eso no puede ser! Mucho mejor trabajar siempre en una misma oficina con un horario fijo que no te deje opción a imprevistos.
     
  • Tendrás mucha tranquilidad. ¡Y debido a esto serás mucho más eficiente! Imagínate poder trabajar sin ningún tipo de distracción. No niños, no vecina ruidosa, no televisión y estando muy muy lejos de tu cama. ¡Qué locura! ¿Quién puede trabajar así? Con lo bien que se trabaja en los sitios ruidosos, ¡a ver si te vas a acostumbrar a la tranquilidad y no vas a querer salir de allí!

Por todas estas razones amigo coworker, os aconsejo que NO trabajes en un coworking. ¡No escojas este modelo de trabajo por nada del mundo!

¡Ojo, te lo he advertido! Una vez entres en uno de estos centros correrás el peligro de caer en manos de una comunidad de locos por el coworking y ya nunca podrás salir.

 

Comentarios