Dónde quieres trabajar

Carlos Almansa Ballesteros, Co-fundador de Nexudus

Carlos Almansa es, junto a Adrián Palacios, co-fundador de Nexudus, el software que ayuda a espacios coworking en su gestión diaria, con presencia en más de 40 países. La plataforma automatiza procesos como facturación, pagos en línea, reserva de salas, etc. Por otra parte, ofrece herramientas que fomentan la comunicación y visibilidad de la comunidad de miembros. Carlos forma parte de nuestra lista de ponentes para la próxima Coworking Spain Conference, que tendrá lugar el 11 y 12 de Mayo.

Como co-fundador de Nexudus, software de gestión para espacios de coworking, ¿qué significa, a día de hoy, para ti el coworking?

Creo en la definición que habla del coworking como una nueva forma de trabajar y relacionarse profesionalmente. Más allá de un puesto de trabajo, los espacios coworking, ofrecen la posibilidad de unirse a una comunidad en la que interactuar con otras personas, colaborar y crecer en el terreno profesional. 

El movimiento coworking es relativamente reciente y está avanzando a un ritmo impresionante. En los años que llevamos en contacto con el mismo, hemos sido testigos de su rápido crecimiento. Cuando lanzamos Nexudus, el total de espacios en el mundo no llegaba a 1000. A día de hoy, las estimaciones están en torno a 12.000. Este crecimiento ha venido acompañado de grandes oportunidades y retos que superar. A día de hoy el coworking es más amplio, conocido y diverso que en sus inicios. 

Viendo las estadísticas hemos podido comprobar que España se encuentra en el segundo lugar en el ranking de países que cuentan con más espacios de coworking en Europa y el tercero en el mundo. ¿Crees que este será un hecho en continuo crecimiento durante los próximos años o una moda pasajera?

En la actualidad, Estados Unidos y China diría que son, con diferencia, los países en los que hay más espacios de coworking. India también está experimentando un crecimiento muy grande en los últimos años. En España, el coworking tuvo en sus inicios un crecimiento vertiginoso y se llegó a hablar de “burbuja”. En la actualidad el mercado está madurando, han cerrado numerosos espacios en los últimos años y los que abren se concentran principalmente en ciudades grandes como Barcelona o Madrid. 

En relación al crecimiento general del coworking, según las últimas encuestas de Deskmag, se ha estabilizado en los dos últimos años, estimándose en un 22% para el 2017, ratio superior a la media de otras industrias. Personalmente creo que el coworking ha llegado para quedarse, si bien se enfrentará a nuevos retos que harán evolucionar el modelo. Por ejemplo, espacios pequeños que no tengan un plan de crecimiento claro, sufrirán para mantener su viabilidad económica. 

Te describes como un amante del coworking, escribes y dibujas sobre ello en varias plataformas, además de ayudar en la gestión y la comunicación de los espacios, ¿qué te llevó a apostar por el coworking?

Conocimos el coworking en 2010 a través de unos amigos, Jaime y Alberto, que estaban estudiando abrir el primer espacio de Andalucía, workINcompany. El concepto en seguida nos pareció muy interesante. También constatamos que, en aquel momento, había una carencia en cuanto a soluciones de gestión para este tipo de espacios. Fue entonces cuando decidimos aplicar la experiencia que teníamos en desarrollo de software, para lanzar Néxudus Spaces en 2012. 

Desde el punto de vista de un coworker, junto con tu visión más estratégica y externa de la gestión de espacios de trabajo colaborativo, ¿qué crees que busca un profesional que desea trabajar en un coworking?

Si bien los motivos para decidir formar parte de un espacio coworking son diversos, diría que los principales son:

Encontrar un ambiente de trabajo: además de una mesa, en un espacio coworking, los miembros encuentran un entorno en el que desarrollar su actividad profesionalmente.

Ser parte de una comunidad: uno de los problemas que encuentran las personas que trabajan desde casa, es lo solitario que puede llegar a ser esta forma de trabajar. Unirse a un espacio coworking permite estar acompañado en el día a día por otros profesionales. 

Ampliar su red de contactos: pertenecer a una comunidad facilita ampliar la red de contactos, compartir y recibir feedback sobre proyectos con otras personas y potencialmente poder establecer colaboraciones. 

Punto de entrada en una ciudad: uno de los fenómenos que está creciendo rápidamente en los últimos años es el de los nómadas digitales. Para una persona que llega a una ciudad sin conocer a nadie, los espacios de coworking son un recurso estupendo para entrar en contacto con la comunidad local y conocer gente. 

Eventos: por último, las actividades que se organizan en espacios coworking son un atractivo más para aquellas personas que desean formarse o estar al día sobre diversas temáticas. 

Durante la celebración de la Coworking Spain Conference desarrollarás una ponencia titulada “La vuelta al mundo en 8(0) coworkings”, ¿podrías adelantarnos algunos detalles?

La idea detrás del título de la ponencia es ofrecer una vista de pájaro de la situación del coworking alrededor del mundo. A través de 8 ejemplos representativos de diferentes países y culturas, intentaré evidenciar las tendencias y modelos que se están dando en la actualidad a nivel mundial para que, contrastando, se puedan ver las diferencias y puntos en común que hay con la realidad española. 

Comentarios