El otoño, la mejor época para emprender

Si eres de los que cree que el mundo se acaba cuando finaliza el mes de septiembre, quédate porque te haré cambiar de opinión a lo largo de los siguientes párrafos.

¿Depresión otoñal?
 

Es cierto que los cambios climáticos de estos meses afectan a nuestro estado de ánimo, apareciendo lo que se conoce como “depresión otoñal”. Ésto se debe a que los días se hacen más cortos, más grises y llega el frío. Teniendo en cuenta todos estos factores, ¿es normal que nos afecte, no?

Claro que sí, nuestro cuerpo y cerebro reaccionan de forma normal ante estos estímulos, pero ¿y si te dijera que a pesar de todo esto sigue siendo la mejor época del año para emprender un negocio? ¿no me crees? Te lo voy a demostrar.

¿Emprender en otoño? Sí
 

Durante el periodo vacacional se producen muchos cambios en el mercado, surgiendo nuevas oportunidades. Cuando la gran mayoría está todavía con la guardia baja, llega el momento de atacar y tener una actitud proactiva para aprovechar la coyuntura y emprender.

El verano es época de gestación de ideas, formación e investigación, que nos permitirá llegar al mes de octubre con un proyecto bien madurado.

Debido a esa depresión otoñal de la que hemos hablado, el consumidor se encuentra en una etapa en la que necesita consuelo, siendo más sensible a estímulos externos, y la mejor manera es consumiendo nuevos productos y descubriendo las últimas tendencias. Debemos aprovechar el hecho de que está más receptivo para presentarle nuevas propuestas.

¿Estás pensando en abrir una floristería? Ábrela y vende tus servicios como la solución para la tristeza y fábrica de sonrisas. ¿Quieres abrir una tienda de decoración? Vende un cambio de vida, vende una experiencia que te aportará felicidad a la vez que redecorará tu vida.

Hay que aprovechar los estados de ánimo del consumidor y sacar todo el beneficio posible.

Además, con el otoño da comienzo el curso académico. Colegios, universidades y demás actividades relacionadas con el sector educativo abren sus puertas. Y ahora estarás pensando ¿y si mi empresa no está relacionada con el sector educativo? ¿para qué me sirve a mí ésto? Pues bien, resulta que con el inicio de la actividad escolar también se activan otros sectores. Ten en cuenta que los centros educativos son fábricas de ideas y de tendencias.

  • El sector de la moda aprovecha ahora para lanzar las nuevas colecciones e impulsar el consumo.
  • La restauración recupera a su clientela más fiel, los estudiantes y trabajadores.
  • Las innovaciones tecnológicas tienen ahora su momento de gloria para lanzar al mercado sus productos y conseguir ser conocidos de la forma más eficaz que existe, el boca a boca, entre clase y clase o en los momentos de descanso. Se convertirán en tu mejor embajador de marca.
  • Los gimnasios, tiendas de deporte y cuidado del cuerpo, encuentran en esta época su mejor aliado. Los consumidores quieren comenzar a cuidarse tras los excesos de las vacaciones y no vacilan en gastar lo necesario con tal de volver a verse bien.

Existen muchos sectores que se ven beneficiados por la llegada del otoño, tan solo tienes que estudiar a tu público objetivo y sacarle todo el provecho posible.

De igual forma, muchas empresas retoman su actividad y los trabajadores vuelven a sus puestos de trabajo, llenando de nuevo las calles de las ciudades. Más gente, más oportunidades. Para los sectores de ocio y consumo, los meses de septiembre y octubre son claves, son el pistoletazo de salida para los meses próximos, con hitos tan importantes con el Black Friday y la Navidad.

Como puedes comprobar, existen muchas oportunidades de negocio esperándote a la vuelta de la esquina, tan solo tienes que tener ojo, ser rápido y adelantarte a tus competidores. Si aprovechaste bien los meses de verano para madurar tu proyecto, ahora tan solo tendrás que poner a funcionar la maquinaria creativa y lanzarte a la aventura de emprender.

 

Comentarios