Dónde quieres trabajar

Felicidad: motor de la economía colaborativa

Economía colaborativa o Sharing economy, es un termino que comenzó a utilizarse en el año 2007 de la mano de Ray Algar.

Las brechas de una sociedad consumista sembraron las semillas para el florecimiento de esta economía, que lejos de ser nueva, es una práctica milenaria de intercambio de recursos y capacidades o bienes y servicios.

¿Pero qué es lo que realmente hay detrás de esta revolución?

La realidad es que los niveles de consumo estaban llegando a niveles enfermizos y que el indice de felicidad esta batiendo mínimos históricos. Nos habíamos vuelto egoístas, habíamos dejado de mirar por el bien común.

Es entonces cuando brota la necesidad de compartir, de dejar de lado el materialismo y tomar el camino experiencial. Ya no nos vale con comprar un producto o un servicio y disfrutarlo, ahora lo importante es el valor añadido del mismo, la experiencia en sí y compartirla con otras personas. En definitiva buscamos ser felices, y nada llena más y hace más feliz que el hecho de compartir.

“Una sociedad que comparte es una sociedad feliz”

Son muchas las empresas que han nacido como fruto de esta filosofía, tenemos como ejemplo los espacios colaborativos (coworkings), donde lo importante es la comunidad, la experiencia de compartir ideas con el resto de los miembros.

En definitiva, la felicidad ha impulsado el resurgir de la economía colaborativa. Ante una crisis existencial tan fuerte como la que se estaba viviendo en el mundo, a raíz de crisis económicas, de guerras, etc, el compartir con otras personas lo nuestro ha puesto en valor de nuevo al ser humano. Compartir nos hace felices, y cuanto más felices conseguimos ser, más estamos dispuestos a ofrecer aquello que nos pertenece a otros.

“La felicidad está en compartir todo aquello que sea susceptible de ser compartido” 

Comentarios