Una vida nómada: Surf & Coworking

La  Wikipedia define al nómada digital como «un profesional que usa las nuevas tecnologías para trabajar, y que lleva a cabo un estilo de vida nómada. Por lo general, los nómadas digitales trabajan de forma remota en lugar de hacerlo en un entorno de trabajo estable.»

Los nómadas digitales suelen trabajar desde espacios de coworking, cafés, bibliotecas públicas, la habitación de un hotel o su propia furgoneta, porque lo único que necesitan es una buena conexión a Internet. Suelen ser profesionales freelance, informáticos o empresarios, sin horarios ni oficinas, con una sola condición a cumplir: entregar a tiempo y cumplir con su trabajo, que suele estar relacionado con las nuevas tecnologías de la información, el marketing digital, la gestión de contenidos web, la administración de comunidades virtuales, la consultoría o las ventas, entre otras actividades.

Así, el nomadismo digital es un nuevo y moderno estilo de vida que implica un enfoque laboral libre y aventurero, no sujeto a las ligaduras de un espacio físico de trabajo ni a un rígido horario laboral fijo y apoyado en las nuevas tecnologías de la comunicación, como Internet, aplicaciones informáticas, Wi-Fi, La Nube, ordenadores portátiles, smartphones, tabletas o equipos digitales de fotografía y vídeo. Además, ahora existen sitios web especializados que facilitan mucho la tarea a los nómadas digitales como Airbnb, Nomadlist, SkyscannerTotalSurfCamp.

El  nomadismo digital en la mayoría de los casos suele estar ligado a algún deporte de aventura como recorrer el mundo a pie o en bicicleta, dar la vuelta al mundo en un velero, participar en todos los maratones del planeta o surfear las olas más famosas de los 5 océanos. Porque nomadismo digital y deporte de aventura están hechos el uno para el otro, en especial para el Surf, un deporte acuático con aire de libertad y aventura en su ADN.

El surfista siempre ha sido un nómada, buscando las buenas olas con su furgoneta y su tabla, recorriendo las playas de todo el mundo para surfear y conocer gente como él: aventurero, apasionado de la libertad, enamorado del surf. Pero hasta hace unos años, si no era un profesional que podía vivir del surf, solo podía hacerlo a tiempo parcial, durante los fines de semana en las playas más cercanas a su lugar de trabajo y durante sus vacaciones en los mares exóticos del otro extremo del mundo.

Sin embargo, todo cambió con la llegada y el auge de las nuevas tecnologías, porque dado su carácter aventurero los surfistas suelen tener profesiones creativas que les permitan compaginar su trabajo con su afición por el Surf, como fotógrafo freelance, realizador de vídeo, bloguero profesional, columnista, desarrollador de software, diseñador web, experto en SEO y/o SEM, community manager, gestor de contenidos web, socio de una startup o comercial de productos diversos.

Además el notable aumento de los espacios de coworking, impulsado en buena parte por el crecimiento del nomadismo digital, hace todavía más fácil el trabajo a distancia, porque en la actualidad es posible encontrar un espacio de coworking en cualquier parte del mundo, a pocos kilómetros de la solitaria playa con olas perfectas de izquierda y derecha que hemos convertido en nuestro paraíso surfero, pero solo hasta que decidamos seguir nuestra ruta en busca del próximo.

Nomadismo digital, Surf y Coworking forman así una trilogía perfecta, ideal para profesionales libres y aventureros que pueden disfrutar de las olas mientras viajan de un lugar a otro gracias a las nuevas tecnologías y las comodidades que encontrarán en cualquier espacio de coworking del mundo.

Foto: http://moviendo.me/

Comentarios