Luis Flores, un gestor muy especial.

Nueva entrega de entrevistas con gestores, en esta ocasión, contamos con Luis Flores, gestor del espacio Coworking de Mostóles. Te preguntarás porqué para nosotros es tan especial. Lo usual es que los gestores de los centros coworking sean, a su vez, fundadores del mismo, pero Luis es diferente. Cuando decidió que le gustaría introducirse en la industria del coworking, y tras un tiempo de busqueda dió con el coworking perfecto, y se decidió por gestionar su traspaso, dando comienzo a esta aventura. 

¿Qué papel juega la figura del gestor de coworking? 

Creo que el papel fundamental, pues en torno a él va a girar el rumbo del Coworking. Tuve un Coworker que, tras estar en un Coworking grande, me comentaba que apenas conocía a nadie , que echaba de menos que, como cuando estuvo con nosotros, alguien le llevase a tomar un café con más gente o le presentara a compañeros afines. Creo que la figura del gestor es el pilar de la relación del Coworker con el Coworking.


¿Cómo consigue un coworking crear un ecosistema adecuado para obtener una comunidad coworkers fiel?

Creo que surge de manera natural. Si cuando la gente viene a visitarlo la persona que lo enseña es el/ella misma y representa los valores del espacio, rápidamente el usuario sabe si va a ser un Coworker y, si esto sigue así y ese valor, ese feeling, sigue siendo el mismo, no hay nada que temer. Yo al principio era muy corporativo y hablaba de mesas y despachos, precios y servicios. Todo cambió cuando empecé a hablar de tomar café juntos todas las mañanas, hacer eventos o los proyectos que desarrollábamos los que estábamos allí.


¿Ha cambiado el perfil de los usuarios que se decantan por trabajar en espacios de trabajo colaborativos?

En el caso de Coworking Móstoles siempre ha sido el mismo: Gente que trabaja desde casa y necesita separar familia de trabajo o gente que quiere llevar a cabo un proyecto desde 0 y necesita ayuda. Si bien es cierto que la llegada de “los grandes” a ayudado a que la gente nos busque como Coworking en vez de cómo alquiler de locales o espacios de trabajo compartido.


Hablemos de Coworking Móstoles, ¿cuál es el valor añadido de este centro? ¿Cómo habéis conseguido diferenciaros de la competencia?

Creo que el valor añadido de Coworking Móstoles es la especialización que tenemos en el sector digital. Con el tiempo hemos visto que la mayoría de los que estamos nos dedicamos al mundo de los negocios online (Marketing online, diseño gráfico, fotografía, etc..) y, cuando viene alguien de este perfil le encanta ver que aquí todos hablamos “su idioma”, por lo que encaja desde el minuto 1.


Nos contarías algunos errores de los que hayas aprendido durante tus años de gestión del espacio para ayudar a que otros gestores no los comentan en su nueva andadura.

He cometido muchos errores, pero creo que el principal es el que comenté anteriormente: Vender un espacio en lugar de vender el valor personal. Todos los centros pueden tener las mejores sillas y mesas, pero no todos los centros tienen un buen equipo personal. ¿Además de esto? Bajar precios, no poner fianza, no dejar las cosas por escrito, etc…


Para finalizar, ¿cómo se adapta un centro a los cambios que se están dando en el sector del coworking? (Entrada de grandes empresas como WeWork...)

 En el caso de Coworking Móstoles no hemos tenido que adaptarnos mucho, por qué a Móstoles no ha venido ningún grande, lo único que hemos notado es que la publicidad que hacen del concepto Coworking nos ha beneficiado para que la gente ya venga sabiendo lo que es.

 

Gracias, Luis, por esta primera intervención, estamos seguros que no será la última. 

 

Comentarios